Por Héctor Pastor

Continuando con lo que os contamos en el último post, hoy seguimos compartiendo las cifras de la Oleada Solar y profundizando en los tres conceptos relevantes de instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo residencial:

– Potencia pico

– Rendimiento de la instalación

– Porcentaje de autoconsumo

Ya os hablamos de la potencia pico y hoy continuamos con el rendimiento de la instalación y el porcentaje de autoconsumo.

Rendimiento de la instalación

Entendemos el rendimiento de la instalación, como la energía generada por cada unidad de potencia instalada. Dicho de otra manera, es el número de horas de funcionamiento a potencia nominal (factor de carga). Las unidades son kWh/kWp y dan una medida precisa del funcionamiento que tendrá la instalación.
Una vez fijada la potencia a instalar, dependerá de la zona climática en la que se encuentre, orientación, inclinación de la cubierta, sombras u otros elementos singulares, la capacidad de ésta de generar energía.

Salvo alguna excepción, todas las instalaciones de la muestra de Oleada Solar que estamos analizando se encuentran por encima de los 1200kWh/kWp. Situándose la media en los 1422 kWh/kWp, se han obtenido de manera frecuente rendimientos superiores a los 1600 kWh/kWp. Estos valores elevados, se asocian a localizaciones como las Islas Canarias o diferentes zonas de Andalucía, así como lugares del centro peninsular libres de toda sombra y con orientación e inclinaciones óptimas.
Teniendo en cuenta que la media del consumo residencial en España se sitúa en torno a los 3.800 kWh/año, se necesitarían 2,67 kWp para generar el 100% de la energía consumida a lo largo de todo el año.

Porcentaje de autoconsumo

El grado de adaptación de la curva de consumo a la curva de producción viene representado por el %AC, que determina la cantidad de energía consumida por el usuario de manera directa. El resto, al no coincidir en tiempo, se inyectará a la red. Tal y cómo se encuentra la regulación actualmente, no hay retribución por ese excedente, sin embargo, tras la aprobación del RD 15/2018, el reconocimiento de esos excedentes será una realidad en España en los próximos meses.

Curva de consumo típica de un hogar frente a la curva de producción fotovoltaica

Como puede observarse en la siguiente figura, El %AC de todas las instalaciones está entre el 20% de aprovechamiento de la energía generada por la instalación fotovoltaica y el 80%. Lo más habitual sería encontrarnos con % AC entre el 40 – 70%. Destacamos que el 67% de las instalaciones analizadas supera el 40% de AC.

La adaptación por parte de los usuarios a la hora de coordinar consumos con las horas de sol en las que la producción es máxima es clave para aumentar el %AC, como se puede observar en la siguiente figura. Mientras que el rendimiento de la instalación permanece inalterable durante toda la vida útil de la instalación, salvo modificaciones del entorno, el %AC puede mejorar sensiblemente con el cambio de usos por parte de las familias. Pequeñas modificaciones de hábitos revierten automáticamente en el mejor aprovechamiento de nuestra instalación.

Ahora ya conocemos estos tres valores fundamentales a la hora de analizar las instalaciones de autoconsumo residencial. Si os ha interesado, en próximas entregas continuaremos profundizando en las cifras de la Oleada Solar. ¡Hasta la próxima y muy buena energía renovable!