La ley lo permite, el sentido común lo indica y el planeta lo exige. Desde que el pasado 5 de abril se aprobara el Real Decreto de autoconsumo ya no hay excusa para no tener una instalación solar fotovoltaica generando energía sostenible, renovable y descentralizada en nuestra vivienda. Como ya analizábamos en anteriores entradas, es una inversión que no sólo es respetuosa con el medio ambiente y con el futuro sino profundamente rentable, reduciendo los tiempos de amortización hasta los 7 años gracias a la novedosa compensación de excedentes y a la posibilidad de realizar autoconsumo colectivo.

Es precisamente en esta nueva modalidad de autoconsumo colectivo donde se encuentra la piedra angular de la necesaria transición ciudadana hacía un nuevo modelo energético. Ya no es necesario ser propietario de una vivienda unifamiliar para instalar paneles solares sino que se permite, se fomenta y se facilita el que los bloques de viviendas tengan sus propias instalaciones de autoconsumo. Esto es especialmente relevante en un país cuyo 65% de la población vive en las ciudades bajo este formato. La mayoría de las ciudadanas y los ciudadanos tienen ahora, por fin, acceso a la energía limpia del sol.

Esto hará que no sólo nuestra factura de la luz se reduzca considerablemente (hasta en un 40% en condiciones óptimas) sino que nuestras ciudades vuelvan a ser más respirables y nuestro planeta más habitable. Esto, en un escenario en el que según el Panel Internacional para el Cambio Climático (IPCC) quedan apenas 11 años para que nos sobrevenga el colapso si no hacemos nada por evitarlo, se convierte en una urgencia y en una apuesta por el sentido común. La revolución solar ha comenzado y está sólo será colectiva. Es el momento de hablar con nuestras vecinas y vecinos, organizarnos y apostar sin que pase más tiempo por el futuro.

Desde ecooo estaremos a vuestro lado para acompañaros en este camino hacia un nuevo modelo energético mientras apoyamos los valores de la economía social y solidaria. Cientos de instalaciones de autoconsumo de nuestra Oleada Solar avalan una experiencia que ahora queremos poner al servicio de las ciudades y los barrios.