El pasado mes de septiembre realizamos la instalación de un autoconsumo de 4kW en una casa unifamiliar en la Comunidad de Madrid, en este caso con baterías. Os traemos las mediciones de los porcentajes de autoconsumo y consumo de la red del hogar durante cinco días seguidos tras la instalación de las mismas, pero adelantamos que la cuota autárquica , el porcentaje de suficiencia energética del hogar sin depender de la red, llegó al 94%.

En primer lugar, es necesario explicar qué significa cada uno de los términos que se utiliza en los gráficos.

Consumo diario: es la cantidad total de energía eléctrica que el hogar consume diariamente, venga la energía de donde venga.

Consumo de la red: es la cantidad total de energía eléctrica que el hogar consume de la red.

Autoabastecimiento: es la cantidad total de energía eléctrica que el hogar consume de las baterías y la instalación fotovoltaica instalada en su tejado.

Descarga de la batería: es la cantidad total de energía eléctrica que se ha consumido de las baterías.

Consumo directo: es la cantidad total de energía que se ha consumido de la instalación fotovoltaica.

Rendimiento diario: es la cantidad de energía eléctrica que las placas fotovoltaicas han generado diariamente.

Autoconsumo: Es el consumo directo de la instalación fotovoltaica y de las baterías.

Inyección a la red: es la cantidad de energía eléctrica que se vierte a la red de lo generado y no acumulado en las baterías ni consumido por el hogar.

Cuota autárquica: es el porcentaje de suficiencia energética del hogar sin depender de la red.

Cuota de autoconsumo: es el porcentaje de autoconsumo del hogar – carga de baterías más instalación fotovoltaica-.

Cuota de consumo directo: es el porcentaje de consumo directo de la instalación fotovoltaica.

Todos estos términos son los que tenemos que tener en cuenta a la hora de valorar si se ha realizado adecuadamente el estudio energético y de consumo previos, y si nuestra instalación de autoconsumo está realmente cumpliendo nuestras expectativas.

En Ecooo normalmente no instalamos baterías porque consideramos que verter a la red la energía renovable generada y no consumida ayuda a descarbonizar la red y se consiguen ahorros de hasta el 46% en la factura de la luz. Se lo comentamos a nuestra instalación de la oleada solar, sin embargo ella lo tenía clarísimo, así que optamos por la instalación de baterías.

Los ahorros de la instalación

Ya os habíamos traído otros casos de ahorro con cifras reales. En las imágenes siguientes (ampliables si se hace clic con el ratón), podemos ver que el porcentaje de consumo de la red (puntos rojos de la parte superior de las gráficas, marcados con un círculo). Salvo el día 22 de septiembre, es realmente bajo, e incluso inexistente el día 23. Es decir, el porcentaje de la energía autoproducida y autoconsumida es muy alto y por este motivo prácticamente, no hay consumo de la red eléctrica general. Podemos decir que con esta instalación de autoconsumo el hogar se ha independizado prácticamente de la red. 

Asimismo, el porcentaje de autarquía, es decir de suficiencia energética, es muy alto en todos los casos, siendo la cifra media de 94,8%. La instalación depende poquísimo de la red eléctrica y en aquellos días en los que el consumo es bajo y las baterías están cargadas, la inyección a la red es considerable, como por ejemplo los días 22 y 24 (color amarillo en la parte inferior de las gráficas). En ambos días, el hogar consume la electricidad acumulada en las baterías a partir de las 16.00 horas,  y vierte a la red la energía producida por la instalación y no consumida. 

En las gráficas también se observa cómo en las horas en las que el sol desaparece – en la franja horaria entre las 8 y las 18 horas – las baterías hacen su función de abastecimiento (color naranja en la parte de arriba de las gráficas, que se refiere al consumo).

El instalar un autoconsumo en el techo de nuestra casa es económicamente rentable y medioambientalmente sostenible. Una instalación de 1.5 kW puede proveer de energía durante aproximadamente 30 años y se amortiza en 11. Si alguien te dijera que la casa que te vas a comprar para vivir los siguientes 30 años de tu vida, la pagas en 11, ¿la comprarías?.

Te puede interesar