Nuestra parte en el Día Mundial por la Reducción de Emisiones de CO2

Home / Nuestra parte en el Día Mundial por la Reducción de Emisiones de CO2
Dw8wYCFW0AIXQTq

Nuestra parte en el Día Mundial por la Reducción de Emisiones de CO2

El 28 de enero celebramos el Día Mundial por la Reducción de Emisiones de CO2. Aunque pueda parecer uno de tantos días internacionales que nos recuerdan el calendario, las redes sociales y algún titular despistado, ciertamente es uno donde se visibiliza una de las cuestiones que serán clave en este siglo XXI y, muy especialmente, en esta década decisiva para el planeta en la que nos encontramos.

Las emisiones de CO2 que lanzamos a la atmósfera -la mayor parte de ellas evitables- son responsables del calentamiento global que está desembocando en el cambio climático. Evitarlas es, por tanto, sinónimo de frenar un colapso que está llamando a las puertas. Una urgencia ante la que no podemos mirar para otro lado. Evitar emisiones es sinónimo de cuidar la vida y el futuro.

En ecooo es una cuestión que, desde nuestro nacimiento hace ya 14 años, siempre ha estado en el corazón de nuestra organización. Evitar emisiones mientras acompañamos a la ciudadanía en procesos de empoderamiento energético. Así surge nuestro proyecto de participaciones en plantas solares fotovoltaicas, que no es otra cosa que socializar instalaciones abandonadas que estaban construidas y en perfecto funcionamiento para ponerlas en marcha y evitar esas emisiones desde la generación de energía limpia. Una forma de ofrecer una inversión ética que activa a la ciudadanía.

Casi sin darnos cuenta hemos conseguido en todo este tiempo evitar 34.459 toneladas de CO2 al año a través de nuestras 242 plantas y los autoconsumos energéticos que hemos ido instalando a través de la Oleada Solar. Este dato, que dicho así quizá no diga mucho a los “muggles” en la materia, supone un 0,01% de las emisiones que se producen en toda España. Esto, para una empresa de no lucro ubicada en el barrio de Lavapiés, es una cifra increíble. Un éxito colectivo en la lucha contra ese calentamiento global conseguido gracias a una comunidad que no deja de apoyarnos y de creer en este proyecto necesario.

Si desglosamos ese total de emisiones evitadas entre los proyectos que compartimos junto a la socialización de las distintas plantas, nos encontramos con datos que pueden resultar interesantes o, cuando menos, curiosos.

Por ejemplo, a través de nuestra colaboración con Som Energia desde la campaña Recupera el Sol, hemos conseguido evitar 811,38 toneladas de CO2 al año. De estas, 189 corresponden a Valencia, 31,49 a La Rioja, 75 a Catalunya y 515,89 a Madrid y alrededores.

Si acercamos la lupa a nuestra campaña Energía que conquista derechos encontramos que mientras apoyamos a la causa LGTBi+ estamos evitando 26,72 toneladas al año, mientras colaboramos con el rescate de personas refugiadas estamos evitando 30 toneladas y mientras reforestamos el Bosque de Edilio, por ahora, estamos evitando 5,97 toneladas en apenas un mes. Una forma de conectar causas imprescindibles para una vida buena en el planeta.

Por último, si sumamos todas las instalaciones de autoconsumo doméstico que hemos realizado a lo largo de nuestras dos Oleadas Solares nos encontramos con que, gracias a los hogares que han confiado en nuestra propuesta evitamos al año 201,18 toneladas de CO2.

De estas, seguro que os sonará que, por cada Oleada Solar, regalamos por concurso un generador solar solidario a entidades sociales que aporten al bien común. Bien, pues, mientras repartimos solidaridad por organizaciones como el Refugio del Burrito, Brinzal o Santuario Gaia conseguimos evitar 4,94 toneladas de CO2 al año.

Distintas formas de llegar a un mismo objetivo. Distintas aliadas para visibilizar una apuesta necesaria. Distintas causas que se unen para apostar por un futuro más sostenible y participativo.

Y todo esto gracias a nuestra comunidad, que lleva ya 14 años invirtiendo en un proyecto que les reporta beneficio ambiental, beneficio social y beneficio económico. Una comunidad que ha entendido que una inversión ética puede activar ciudadanía y transformar el planeta. ¿Y tú? ¿Quieres formar parte de nuestra comunidad? ¡Infórmate! ¡Participa!

X