La revolución solar ya está aquí y es imparable. La instalación de autoconsumos no solo es buena para el bolsillo, también para el planeta y para la sociedad en su consumo. Hoy te contamos el porqué

Instalar autoconsumo es positivo para la sociedad

 

Nos hace menos dependientes de la energía exterior y más soberanos como ciudadanos y ciudadanas. En el informe de España en Cifras 2019 publicado por el Instituto Nacional de Estadística (páginas 40 – 41) se puede observar que la dependencia de la energía exterior ha bajado paulatinamente a lo largo de los años, pero sigue siendo muy alta. Si bien en el año 2008 se encontraba en algo más del 80%, en el año 2017 ha bajado al 73% aproximado. No obstante, se ha producido una subida de dos puntos porcentuales respecto del año anterior. Teniendo en cuenta que somos el país con más horas de sol de la Unión Europea junto con Portugal, esta cifra es escandalosa. Pero no solo nos serviría para ser menos dependientes del exterior, sino para ser menos dependientes de las grandes corporaciones energéticas. La Marea, en su publicación sobre las Puertas giratorias: Sector energético IBEX 35 en 2018 se habían detectado más de 175 puertas giratorias en las seis empresas energéticas del IBEX 35.

Según el portal inmobiliario Idealista, el 79% de los tejados del país son viables para instalar autoconsumo en España. Según el Observatorio de la Sostenibilidad en su informe Tejados solares en Madrid: una gran central solar al servicio de los ciudadanos tan solo en Madrid podrían cubrirse hasta 13.444 hectáreas de superficies con generadores fotovoltaicos; produciendo 6.462 GWh/año, para una potencia instalada de 4.503 Mwp, lo cual equivaldría a reducir las emisiones en 3,17 millones de toneladas de CO2. Esto serviría para abastecer el consumo eléctrico total de 1,2 millones de personas o 1,9 millones de personas de su consumo doméstico directo.

El gobierno se ha puesto como objetivo instalar 37 GW de energía solar fotovoltaica. Hagámoslo posible con la gente. Según nuestros cálculos: 

  • Existen 19 millones de viviendas habituales en España, que representan el 74.6% del parque nacional.
  • La demanda eléctrica total en el año 2018 ha sido de 254.000 GWh, según Red Eléctrica Española.
  • En España tenemos entre 2.500 y 3.000 horas de sol al año, en función del lugar de la geografía del país, ya que no hay el mismo sol en Bilbao que en Sevilla. Si instalamos un autoconsumo en casa, podemos asumir que tenemos 1.500 horas de rendimiento pleno de la instalación. La mitad de las horas de sol que existen, sin que haya una nubecilla, por ejemplo, que tape nuestra instalación. Si instalamos un autoconsumo de 2 kW en cada vivienda, tendríamos una cifra final de aproximadamente 3 megavatios hora por vivienda y año.

Como hemos comentado anteriormente, el objetivo del PNIEC es llegar al 74% de renovables para el año 2030 en generación eléctrica. En la actualidad el mix energético del país cuenta con un 40% de renovables, por lo tanto nos queda por completar un 34% extra para llegar al objetivo, y aquí viene nuestra propuesta: al menos el 64% de los podría ser cubierto por la ciudadanía, sin contar con el lobby energético, llenando los tejados de nuestros hogares con paneles solares fotovoltaicos.

La energía energía solar fotovoltaica instalada en los tejados de la ciudadanía pone a las personas en el centro del sistema energético. En Ecooo trabajamos con instaladores locales, garantizando un empleo digno. En concreto hemos impulsado la constitución de una empresa instaladora que es empresa de inserción, de forma que el autoconsumo se convierte también en una herramienta para que personas vulnerables consoliden su estabilidad laboral en un sector en expansión.

Instalar autoconsumo también es rentable económicamente

 

Instalar un autoconsumo significa comprar una bolsa de energía eléctrica que durará 30 años al precio más barato posible. Unos 5 céntimos de euro por kWh, casi un tercio del precio que se paga en la factura de la luz. En una instalación residencial, la inversión económica devuelve tasas internas de retorno del 4%. Según nuestros cálculos instalar un autoconsumo de 2,5 kW supone un ahorro del 46% en la factura de la luz. Además, en muchos ayuntamientos, disponer de una instalación de autoconsumo en el hogar posibilita la bonificación del IBI en hasta un 50%. 

Vamos a comparar el coste de la energía de la comercializadora habitual que nos provee de energía con el coste de la energía generada por nuestra instalación fotovoltaica. Pongamos como ejemplo la instalación residencial más habitual en ecooo:

  • Potencia nominal = 2.5 kW.
  • Precio = 4.785 € más IVA. Para nuestro ejemplo utilizaremos precios sin IVA puesto que el IVA en la factura de la luz se aplica a muchos más elementos que a la energía a precio de generación.
  • Rendimiento de la instalación = 1.422 horas al año aproximadamente.

Para disponer de un sistema de 2.5 kW, necesitaremos instalar 9 paneles solares de 310 vatios, equivalente a 2.79 kWp, que es la energía que generan los 9 paneles a la hora.

La cantidad de energía generada al año será de 3.967 kWh al año. Esto significa que la energía generada a lo largo de los 25 años de vida útil de nuestra instalación alcanzará los 99.184 kWh generados de electricidad limpia y autoproducida al año. Esta es la cantidad de energía que compramos por adelantado cuando instalamos los 9 paneles fotovoltaicos en nuestro tejado.

Si dividimos el precio de la instalación entre la cantidad de energía generada, podremos tener una idea del precio de la energía producida mediante nuestra instalación fotovoltaica. En este caso y bajo estas hipótesis el precio sería 0,05 € por kWh. Te proponemos que consultes tu factura de la luz y compruebes a cuánto te cobran el término de energía para saber cuál es tu porcentaje de ahorro.

Es decir, con la compra de nuestra instalación fotovoltaica, estamos adelantado energía para los próximos 25 años a un precio muy por debajo del que nos cuesta en cualquier comercializadora, cuyo precio suele estar en torno a los 0.12 y 0.15 euros por kWh.

Instalar autoconsumo es positivo para el medio ambiente

 

Finalmente, la solar fotovoltaica ciudadana es, por supuesto, positiva medioambientalmente. Es una herramienta de lucha contra el cambio climático para hacer frente a la crisis medioambiental. Se garantiza un consumo de energía 100% renovable y de km 0.

Poco más hay que decir sobre esto. La energía solar fotovoltaica no genera emisiones, no produce gases de efecto invernadero, cuida el planeta y la vida. 

 

Te puede interesar