Ecooo Revolución Solar continuamos llenando de paneles solares los tejados de Madrid, esta vez en el madrileño colegio Vedruna. Hacemos hincapié en que las personas pueden cambiar el sistema energético, generando su propia energía y consumiéndola según sus necesidades. El autoconsumo en organizaciones puede ser un potente elemento de transición energética.

La instalación está en el madrileño barrio de Carabanchel, en el colegio Vedruna. Cuenta con una potencia nominal de 25kW y está compuesta por 75 paneles. Según nuestros cálculos, el autoconsumo instantáneo asciende al 79%, lo que supondrá más de un 30% de ahorro en la factura de la luz. La instalación supone la generación de 45.074 kWh de energía limpia al año y evitará la emisión de 9.015 kilogramos de CO2 anuales.

El Colegio Vedruna pertenece a la Fundación Vedruna Educación, vinculada a la Congregación de las Hermanas Carmelitas de la Caridad, que aglutina a 23 colegios en el territorio nacional. El colegio, con una clara vocación educativa en los barrios y sensibilidad medioambiental valora en la actualidad utilizar la instalación fotovoltaica como una herramienta para trabajar la educación medioambiental con el alumnado. David de Frutos, Director del centro, comenta que ya hace años el colegio creó el Comité Escuela Sostenible de sensibilización medioambiental para coordinar las iniciativas relacionadas con la sostenibilidad. Reciclaje, Objetivos de Desarrollo Sostenible relacionados con el medio ambiente, proyectos con el Ayuntamiento, huerto escolar… son algunas de las iniciativas que se han movido. Todas estas acciones están muy vincuadas al Laudato Si’, la segunda encíclica del Papa Francisco, que apuesta por el cuidado de la casa común, el planeta Tierra.

El hecho de que la instalación pueda ayudar a la reflexión sobre el medio ambiente por parte del alumnado, es para Ecooo un paso más en la utilidad de nuestro trabajo.

La instalación de autoconsumo se ha llevado a cabo “por ahorro energético, económico y por una apuesta por la sostenibilidad” en coherencia con lo anterior, comenta de Frutos. “El hecho de que Ecooo fuera una empresa sin ánimo de lucro” según afirma el director, fue lo que hizo al colegio decantarse por nosotros. Ecooo además cuenta con Ecoooeduca, un proyecto que, mediante talleres de eficiencia energética, cocina solar, energía solar térmica y fotovoltaica, trabaja con equipos escolares para que tomen mediciones de consumos y temperaturas, y calculen precios, emisiones de CO2 y piensen en estrategias de ahorro energético colectivo. “El Comité va a pensar propuestas para aprovechar la oportunidad en algunas asignaturas. Por ejemplo, en tecnología, que puedan subir a visitar las instalaciones” comenta de Frutos. El hecho de que la instalación pueda ayudar a la reflexión sobre el medio ambiente por parte del alumnado, es para Ecooo un paso más en la utilidad de nuestro trabajo.

Sin lugar a dudas las organizaciones educativas, por sus características, son un espacio donde el autoconsumo es altamente rentable debido a la energía que consumen, el horario de actividad, que coincide con las horas solares, así como, en muchas ocasiones, las características de los edificios. Además, los colegios son los espacios que albergan a los y las habitantes del futuro, razón por la cual en Ecooo nos sentimos todavía más orgullosos y orgullosas de nuestro trabajo.

Ecooo continúa llevando a cabo acciones que fomentan la transición energética ciudadana, donde las personas y las comunidades sean el centro de la generación energética, donde la energía se produzca cerca de la zona de consumo y donde las personas se unan para convertirse en agentes de cambio del modelo energético.