Cote Romero en Doble Cara analizando toda la actualidad en torno al panorama energético

Home / Cote Romero en Doble Cara analizando toda la actualidad en torno al panorama energético
Cote Romero

Cote Romero en Doble Cara analizando toda la actualidad en torno al panorama energético

Os dejamos la entrevista de Antonio J. Mayor, en el programa de radio Doble Cara, de El Vórtice Radio, a Cote Romero, no sólo Co-directora de ecooo, sino también miembro de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, miembro de la Fundación Renovables y, en palabras de Antonio, “una de las voces más autorizadas y completas para exponer y mostrar la realidad del sector energético”.

Cote y Antonio hablan largo y tendido del verdadero control y poder que ejerce un Oligopolio sobre un país.

Cote Romero en Doble Cara

Una entrevista sin prisas, desde la reflexión y que nos permite adentrarnos en numerosos frentes de gran actualidad en torno al panorama energético.

“Una política energética que favorece los intereses del oligopolio y va en contra de los del bien común”.

Se comienza abordando la metodología de extracción del fracking que a parte de ser costosísima económicamente es tremendamente destructiva con el territorio y de ahí que tenga una gran contestación social. Así mismo, se pone sobre la mesa el coste que nos ha supuesto para cada española y español el “Proyecto Castor” y que va a tener respuesta en la calle a través de un juicio popular, el día 17 de junio. Porque en un contexto de pobreza energética que afecta a la calidad de vida de las personas y a nuestra casa común, el planeta, no se puede permitir que la Justicia esté al servicio de los intereses del Gobierno de turno y de los poderes fácticos. Es una deuda-estafa de 3.420 millones de euros que ya nos están cobrando en la factura del gas cada mes.

“Necesitamos aportar luz ante un sistema tan delirante”.

Más de 5 millones de personas pasan frío en invierno, pero se sigue viendo como algo etéreo, lejano. Un incremento del 70% de la factura del gas y un 80% de la factura de la luz parece que empieza a aterrizar la cuestión energética. Y, todo ello, en un país, España, netamente exportador de electricidad. Al final, especulación para beneficio de unos pocos.

“Todo el sistema está diseñado para que seamos inconscientes porque así es como se mantiene y no nos permite, en muchos casos, ver todo el sufrimiento que genera”.

La energía nuclear es una barrera a la entrada de energías renovables porque necesita producir establemente haya mayor o menor demanda. La desinformación ha llevado a pensar en el imaginario colectivo que es una energía de respaldo barata pero, en realidad, es rentable para los titulares de estas empresas oligopólicas. Por todo ello, el 10 de junio el Movimiento Ibérico Antinuclear organiza, en Madrid, junto a más de un centenar de organizaciones, una jornada festiva y reinvindicativa, muy activa en redes bajo los hashtag #JubilemosALaNuclear o #YoVoy10J, para exigir el cierre de las centrales nucleares.

Pero otra de las barreras a las renovables ha sido la última subasta en la que la fotovoltaica, en el país del sol, se ha quedado fuera. En este artículo, Cote Romero analiza esta cuestión.

“Necesitamos por contexto climático, urgentemente, descarbonizar la energía”.

Hay que activar a la ciudadanía para transitar hacia otro modelo energético (ahorro y eficiencia energética, autoproducción de energía o contratar la electricidad con cooperativas comercializadoras de energías renovables) pero también, hacia otro tipo de modelo socioambiental.

“Es muy urgente activar políticas que faciliten que las personas puedan ser parte protagonista de la transición energética”.

Todas las organizaciones estamos muy conectadas, trabajando en red, para generar conciencia del panorama energético. Las personas somos muy poderosas y estamos marcando el paso.

“No necesitamos tanta tecnocracia, que se ha demostrado ineficiente para resolver los problemas sociales, económicos y ambientales, necesitamos introducir sentido común en el ámbito energético”.

Las grandes corporaciones están retrasando la transición energética porque han dilapidado las alternativas, las energías renovables, logrando amortizar sus instalaciones basadas en combustibles fósiles y uranio.

Desde la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético se ha lanzado la campaña Un Millón se Sale para dotar a las personas de herramientas que les permitan salir del oligopolio energético.

Pero en ecooo también hemos lanzado una campaña preciosa Oleada Solar para romper la innación en autoconsumo. ¿Cómo es posible que en el país del sol las cubiertas de los edificios estén vacías?

“Todas las personas que hacen autoconsumo están muy contentas porque el autoconsumo sólo tiene ventajas a pesar de la norma delirante de este país”.

En España sólo hay 148 instalaciones legalizadas de autoconsumo pero con la Oleada casi duplicaremos esta cifra en tan sólo un par de meses. Porque hay que superar la inacción en la que estamos sumidos como ciudadanía pero, además, hay que superar todos esos dogmas que nos han inoculado en los que prima la rentabilidad económica y la amortización sobre otros muchos factores.

“Debemos y tenemos que salir de la inconsciencia y plantearnos como hacer las cosas de manera diferente rompiendo el individualismo al que nos empuja el sistema”.

Hay numerosas herramientas, ecooo es una más, de todas las que hay en esa economía social y solidaria que apuesta por el bien común y situar a la vida en el centro. En la propia Plataforma por un Nuevo Modelo Energético hay un listado de organizaciones para salir del oligopolio. Pero, cualquier persona, colectivo, barrio, pueblo, etc. puede impulsar su propia herramienta, esa es la verdadera transformación.

“Lo importante es que hagamos. Hay que salir de la protesta a la propuesta”.

Y, como recomendación final, proponemos ver el documental “Mañana” en el que se reflejan iniciativas de abajo a arriba y nos descubre que hay muchas otras personas, en muchos lugares del mundo, haciendo cosas para cambiar este modelo suicida.

“Nada va a cambiar si no hay una ciudadanía que empuje el cambio, pero esa ciudadanía ya se está organizando. Es una revolución constructiva, silenciosa, del hacer, de la autogestión, la que necesitamos y, esa, ya se está produciendo”.

X