Hoy, Laura Feijóo, del departamento técnico de ecooo, nos continúa hablando en este cuaderno de bitácora de la siguiente fase de la Oleada Solar. Así, vamos completando el proceso, desde que una persona decide unirse a este proyecto hasta la ejecución completa del mismo.

¿En qué punto nos encontramos?

Una vez realizada la visita de replanteo, por parte del instalador local, gracias a la cual tenemos todos los datos necesarios para diseñar la instalación, y una vez modelada la vivienda, por el equipo de ingeniería, para saber cuánta energía es posible generar, debemos ultimar el diseño del generador solar.

Y, ¿ahora qué hacemos?

Cuando el participante en la Oleada Solar ha tomado la decisión sobre cuántos paneles y qué potencia de generación quiere tener en su vivienda, comenzamos el diseño pormenorizado de la instalación. Los puntos básicos que debemos tener en cuenta son:
  • La ubicación del contador de generación, que por normativa legal estamos obligadas a incluir en la instalación. Debemos decidir si cabe en el armario junto al contador actual, si es necesario instalarlo en otro armario, dónde ubicar ese nuevo armario o si será necesario realizar obra civil para colocarlo.
  • El cálculo del cableado y de protecciones de la instalación, que variarán en función de la potencia a instalar o las distancias que se recorran en el trazado del cable. Por supuesto, siempre cumpliendo con la normativa actual e integrando la instalación fotovoltaica adecuadamente en la red interior de la vivienda.

  • La estructura de anclaje de los paneles al tejado. Conociendo el número de paneles y la ubicación de los mismos, decidimos qué estructura es la óptima en cada caso y preparamos el pedido de todas las piezas necesarias.
  • Por último, es necesario hacer un listado pormenorizado de todos los elementos que van a ser necesarios para la correcta instalación y para que ésta se integre estéticamente en la vivienda. Como por ejemplo las canalizaciones por donde irán los cables.
Con estos elementos, ya tenemos todos los datos para realizar los pedidos a los suministradores de material (de los cuales os hablamos en este otro post), así como para ultimar todos los detalles con el instalador y asegurarnos de que el día de la instalación no falte nada.
Ya sólo nos queda fijar la fecha de la instalación con la persona que quiere transformar su vivienda en un hogar de energía positiva para estar un paso más cerca de ser generadores y auto consumidores de nuestra propia energía renovable. ¡Pero eso ya os los contamos en el siguiente post!
¡¡A un paso de anclar el sol en los 100 hogares de la Oleada Solar!!