La Palma, una historia sobre el éxito de la alianza entre su gente y el sol

Hoy, os traemos el artículo que escribimos para El Asombrario & Co. y que podéis leer aquí.

Fuente: El Asombrario & Co.

El archipiélago canario conforma, gracias al mar que lo rodea, al sol casi permanente y a los vientos alisios del norte, el escenario idóneo para desarrollar energías renovables y liberarse del modelo energético dependiente de los combustibles fósiles. De eso quieren hablar hoy en esta colaboración desde Ecooo para ‘El Asombrario’. De toda una ‘marea’ solar. De cómo la isla de La Palma se ha convertido en la región de España con mayor número de autoconsumos fotovoltaicos por número de habitantes.

Esta es la historia de un triunfo de la ciudadanía, de un éxito colectivo en pos del bien común. La historia de cómo La Palma, conocida como “la isla bonita”, o también “la isla verde”, por sus bosques de laurisilva, forma parte de uno de los puntos más privilegiados sobre el planeta para aplicar distintas formas de generación de energía renovable. La Palma se ha convertido, en tan sólo 45 días, en una isla mucho más bonita, sostenible y comprometida si cabe. En este mes y medio ha pasado de no tener ninguna instalación de autoconsumo fotovoltaica registrada a contar con 23, el mayor número de todo el archipiélago y, a nivel estatal, la región con más viviendas con energía positiva por número de habitantes, a través de la Oleada Solar.

Pero, más allá de los datos, lo realmente transformador, aquello que merece la pena ser destacado, es el camino transitado, desde los valores de la economía social y solidaria, hacia un nuevo modelo energético sustentado por renovables y basado en la descarbonización, la descentralización, la cooperación, la equidad, el compromiso con el planeta y los seres que lo co-habitamos.

El proceso que lleva hasta la consecución de esos 23 hogares en La Palma parte de una motivación ciudadana y colectiva. Tras el éxito de la primera Oleada Solar y motivadas por el impulso que supuso esta campaña de la empresa de no lucro ecooo, numerosas personas pasaron a la acción para llevar hasta sus municipios y hasta sus tejados la energía solar. Así, el grupo local de Som Energia La Palma decidió poner la que había sido una de sus primeras inquietudes. “Ya desde las primeras reuniones del grupo local de La Palma salía reiteradamente el tema sobre organizar una compra colectiva de instalaciones fotovoltaicas para autoconsumo doméstico”, recuerdan en la agrupación.

Querían colaborar en la implementación de una compra colectiva de instalaciones fotovoltaicas y la situación no podía ser más oportuna. Al lanzamiento, del pasado 8 de enero, de la segunda Oleada Solar por parte de ecooo se le sumaba el anuncio desde el Cabildo insular de una subvención de 200.000 euros para las viviendas que se decidieran a unirse al autoconsumo. El consejero de Promoción Económica, Comercio, Energía e Industria del Cabildo de La Palma, Jordi Pérez Camacho, destacaba “la oportunidad para todas aquellas personas que apuesten por la implantación de energías limpias y en beneficio de la sostenibilidad del territorio”. El reto estaba sobre la mesa. Sólo había que lanzarse.

Una Oleada que cuenta con alianzas locales, no sólo en La Palma, sino también en Sabadell, Tenerife y Gran Canaria y que ha recibido el apoyo de UNEF (Unión Española Fotovoltaica), SEO/BirdLife, Ecologistas en Acción y Amigos de la Tierra. Un proyecto que va tejiendo redes locales con organizaciones que comparten valores y esa metodología por el aprendizaje y la mejora continua.

Un proyecto para continuar fomentando y facilitando el autoconsumo fotovoltaico en los hogares de toda España bajo el paraguas de la compra colectiva. La Oleada Solar ofrece la posibilidad de unir a esta comunidad a otros 100 hogares para comprar 100 instalaciones fotovoltaicas conjuntamente y así disfrutar de un ahorro del 30% sobre el precio final de la instalación. Transcurridos 45 días de campaña, más de mil personas se han interesado por la Oleada (superando ampliamente los ya magníficos datos de la primera Oleada Solar) y casi se han alcanzado las 100 solicitudes. El mapa de la Oleada ya nutre de energía positiva hogares de 14 Comunidades Autónomas, especialmente de Cataluña, Madrid y Canarias. Cuando este hito se logre, el 55,5% de las instalaciones de autoconsumo en nuestro país serán parte de la Oleada Solar.

Y, volviendo a La Palma, de ese otro modelo energético, más sostenible, justo, democrático y participativo, y de la forma en la que están construyéndolo en esta isla canaria, hablan los datos que deja en la isla la segunda Oleada Solar. La Palma ha supuesto el 35% del total de las personas que se han unido a esta segunda compra colectiva de instalaciones fotovoltaicas. Y así se muestra en el mapa de este proyecto, construido a base de solecitos, donde La Palma es la isla que más brilla.

Tras diversas reuniones de coordinación entre Som Energia La Palma y ecooo, se decidió la hoja de ruta para llevar la revolución solar hasta la isla y aprovechar la ventana de oportunidad que abría la subvención del Cabildo. El trabajo compartido no ha hecho sino ratificar que esta revolución es una revolución en manos de la ciudadanía. Así lo atestiguan los encuentros organizados por las voluntarias con las personas interesadas en diversos puntos de la isla, el proceso de recolección de datos y llamadas, la coordinación del equipo local con la organización de campaña que desde ecooo se estaba lanzando a la vez en todo el Estado, las horas de reuniones y formación…

“Ha sido muy intenso. Primero por la incertidumbre de no saber si habría personas interesadas en la propuesta, pero después por la reacción tan positiva de la gente. Una respuesta desbordante pero que nos motivó para trabajar más intensamente por llenar de sol los tejados de todas las palmeras y palmeros que nos escribían o llamaban para formar parte de esta gran iniciativa. Estamos muy contentas de que todo esté yendo tan bien y que se hayan logrado superar las dificultades de tanta burocracia adicional debido a la subvención”, relata Nuria Albet, una de las activistas de Som Energia en La Palma. Sin duda esta Oleada Solar ha supuesto todo un reto que ha alcanzado la categoría de hazaña para las personas que han confiado en su propia capacidad de movilizar y de transformar.

Aunque no ha sido la motivación principal de la gente que se ha sumado desde La Palma a esta segunda Oleada Solares indiscutible el efecto facilitador que pueden tener las Instituciones a la hora de promover la transición energética y la activación ciudadana. Las cifras de esta Oleada también sirven de espejo, en este aspecto concreto, para otras Instituciones que retrasan este compromiso ineludible con las energías renovables y con la sostenibilidad del planeta.

Una red de tejados que ha servido para crear y consolidar una red de instaladores locales que cuenta con más de 200 trabajadoras y trabajadores en toda España a través de 50 pequeñas empresas. Nuevos puestos de trabajo, nuevas capacitaciones y nuevas colaboraciones y alianzas que han convertido a la Oleada Solar en una historia de éxito. Un éxito compartido entre todas las personas y organizaciones que han apostado por hacer de lo colectivo su lema.

Además, gracias a la colaboración entre Triodos Bank, banco ético que promueve el impacto positivo del dinero, y ecooo, las personas que lo deseen podrán optar a la financiación de su instalación desde 70€ al mes uniéndose a un proyecto que sitúa en el centro a las personas y la sostenibilidad ambiental.

En los próximos 30 años, La Palma dejará de emitir a la atmósfera, gracias a las personas que se han unido a la Oleada Solar, más de 2.000 toneladas de CO2. Desde este año, gracias a sus vecinas y vecinos, La Palma será aún más bonita y sostenible.

Leave a Reply