El pasado jueves día 10 tuvo lugar la presentación de los resultados de la diagnosis energética municipal en el Ayuntamiento de Ferreries, en la isla de Menorca, a cargo del alcalde Josep Carreres Coll, técnicos municipales y los representantes de la red ecooolocal en territorio menorquín. Esta presentación tuvo por objeto dar a conocer los resultados de la auditoría económico-energética que ha tenido lugar en la localidad durante los últimos meses. Lo que Ferreries pretende conseguir con esta diagnosis es ganar en eficiencia energética y el ahorro de unos recursos que se destinarán a implementar planes específicos de eficiencia en toda la localidad.

Recibiendo este proyecto con una gran acogida, Ferreries pasa a ser una más de las localidades impulsoras de la necesaria transición energética en las islas.

Dado el éxito cosechado en otras localidades, la presentación del diagnóstico energético en la localidad menorquina puso en valor el convencimiento de que se trata de un proyecto beneficioso, no sólo para el propio municipio y sus vecinos, sino también para todo el territorio balear.

Para Josep Carreres Coll, alcalde de la localidad, “la diagnosis realizada es un gran avance para el municipio, porque primero se debe conocer la información para después poder actuar. Ahora es fundamental que nos lo creamos para ponerlo en marcha”.

El proyecto ecooolocal, que se gestiona en Menorca a través de personal local y ecooo, incluye un seguimiento de la evolución de los consumos en base a diversos indicadores de eficacia y eficiencia. Con los datos obtenidos, se elabora un informe descriptivo de la situación del municipio y se proponen nuevas medidas de eficiencia energética, priorizando no sólo aquellas con mayor retorno económico y energético, sino también aquellas que presentan un mayor potencial de implicación y activación ciudadana.

La diagnosis energética de la localidad ha ofrecido datos realmente relevantes. El consumo energético anual del municipio asciende a 211.000 euros al año, lo que representa un 6,3% del presupuesto de gasto y un 10,9% del presupuesto de gasto corriente. Un 48% se destina a espacios exteriores, un 44% a edificios, y el resto a flota de vehículos y maquinaria. El alumbrado del casco del municipio, el abastecimiento de agua y los centros educativos se llevan en conjunto cerca de la mitad del gasto energético (47%). Resulta relevante también que, de 62 puntos de consumo, únicamente 8 concentran más del 50% del gasto energético.

Al final de todo el proceso, teniendo en cuenta toda esta información, se presentarán acciones específicas diseñadas junto a las vecinas y vecinos, responsables políticos y personal técnico del Ayuntamiento.

Según explica Xavi Camps, responsable del proyecto ecooolocal en la isla, “ahora el Ayuntamiento sabe qué consume y dónde consume, y tiene herramientas para controlarlo. Son conscientes del potencial de ahorro y activación ciudadana que eso supone, y deben encontrar la fórmula para llevarlo adelante e iniciar su revolución energética particular en su municipio”.