El consumismo que se come al planeta, convirtamos el Blackfriday en el día sin compras

Home / El consumismo que se come al planeta, convirtamos el Blackfriday en el día sin compras
Blackfriday Ecooo

El consumismo que se come al planeta, convirtamos el Blackfriday en el día sin compras

Hoy es el día de la locura consumista, el Blackfriday. Hoy ha dejado de ser hoy para convertirse en una semana completa, en el #bluemonday y llegar hasta Navidad. Una semana de ofertas, compras sin IVA, y consumismo loco que consume al planeta. 

En Ecooo tenemos una posición clara respecto de la energía: renovable, compartida y ciudadana. Se nos conoce por haber impulsado junto con otras organizaciones la Plataforma por un nuevo modelo energético, la instalación de autoconsumos cuando nadie lo hacía y la participación colectiva en plantas solares fotovoltaicas. 

Aunque lo digamos menos y se nos conozca menos por ello, también tenemos una posición clara respecto del consumo, que debe ser ajustado, organizado y colectivo. Nuestra compañera Laura Feijóo siempre dice que “la energía más barata es la que no se consume”, y estamos todas de acuerdo en Ecooo que esta premisa la podemos aplicar también al consumo. 

La teoría “consumerista” defendida por Mario, que tiene un vídeo hablando del tema que podéis ver en el enlace anterior, se opone a la teoría productivista, que pone el acento en la producción de bienes y servicios. El paradigma consumerista aboga por organizar la economía en base al consumo organizado y ajustado. 

#BlackFriday emitirá 429.000 toneladas de CO2 a la atmósfera

Volviendo al día de más bombardeo consumista del año, en el informe The dirty delivery, envío sucio sería la traducción, se estima que el #BlackFriday emitirá 429.000 toneladas de CO2 a la atmósfera producidas solo por los envíos, sin tener en cuenta la producción y el trabajo de servidores que hacen posible que internet funcione.

Greenpeace nos anima a reinventar el consumo en su campaña #REinventa_tuConsumo, apostando por las tiendas locales y sostenibles, reparando o comprando segunda mano, y pasando del Black Friday, ¡no lo necesitas para ser feliz!

Además de la reflexión ambiental, está la reflexión económica en sentido amplio. Amazon, la mayor corporación de envíos a nivel mundial, representa a ese nuevo modelo de empresa que vulnera los derechos humanos gracias a las aplicaciones informáticas. Sus repartidores y repartidoras están totalmente precarizados, y los y las trabajadoras de San Fernando, donde se ubica uno de sus centros logísticos, se enfrentan a contratos tremendamente abusivos. 

Incluso ha acaparado una cuota de mercado brutal, que ha convertido a Jeff Bezos en el hombre más rico del mundo. ¿Es esto necesariamente malo? Habrá voces que consideren que no, pero desde luego en Ecooo consideramos que los modelos económicos que fomentan el cooperativismo, la distribución y la conexión son mucho más interesantes y adecuados para conformar la empresa del siglo XXI. 

Reduzcamos nuestro nivel de consumo drásticamente

Con motivo del #blackfriday se ha abierto el movimiento Make Amazon Pay donde se han juntado los y las trabajadoras de Amazon, pero también activistas medioambientales para denunciar el abuso planetario que suponen los millones de envíos de la plataforma electrónica de comercio. 

Nuestro objetivo como empresa no es compensar las emisiones del consumo gracias nuestras plantas solares fotovoltaicas, que es una opción que está ahí. Nuestro objetivo como empresa, grupo de personas vinculadas con el medio ambiente y futura cooperativa es que reduzcamos nuestro nivel de consumo drásticamente para no consumir el planeta. Las emisiones de CO2 son un problema, claro, pero la reflexión debe ser más profunda. 

A la altura del planeta

Write your comment Here

X