¿CÓMO PODEMOS AHORRAR ENERGÍA EN LA OFICINA?

Home / ¿CÓMO PODEMOS AHORRAR ENERGÍA EN LA OFICINA?
infograficc81a-ahorro-y-eficiencia

¿CÓMO PODEMOS AHORRAR ENERGÍA EN LA OFICINA?

Si nos ponemos a echar cuentas, en la mayoría de los casos, una persona pasa más tiempo en el puesto de trabajo que en su casa. El uso de la energía es imprescindible y fundamental para poder desempeñar las tareas que tenemos asignadas: ordenadores, maquinaria y así un sin fin de aparatos y electrodomésticos que nos permiten realizar nuestro trabajo diario.

La energía está más presente en nuestras vidas de lo que nos podemos imaginar y sin embargo, no le acabamos de dar la importancia que realmente tiene. Porque un buen uso de la energía no sólo permite ahorrar en las facturas eléctricas mensuales, sino que además estaremos reduciendo considerablemente las emisiones de CO2 que cada día alimentan el cambio climático.
Decía Galeano que mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas pueden cambiar el mundo. El cambio empieza con pequeños pasos; pasos hacia la sostenibilidad y el ahorro. Está en nuestras manos reducir de manera significativa nuestro consumo para consumir menos energía sucia. La eficiencia energética es eso: conocer en qué gastamos de más, qué podemos hacer para reducirlo.
Tomando como punto de partida esta premisa, Ecooo y la agencia de comunicación Best Relations, se han puesto las pilas para comenzar a aplicar una serie de medidas que reduzcan el gasto energético. Por ello, de cara a la Semana Europea de la Energía, Ecooo decidió organizar un taller conjunto para explicar aspectos fundamentales sobre el ahorro y eficiencia, así como poner sobre la mesa el gasto energético que ambas entidades estaban teniendo de forma diaria. Para que las palabras no se quedaran en papel mojado, tanto Ecooo, como Best Relations han puesto en práctica una serie de consejos para conseguir ahorrar de cara al 2017, y que cualquier empresa, entidad y/organización puede llevar a cabo para reducir significativamente el gasto sus facturas, y de paso hacerle un favor al medio ambiente. ¿Quieres saber cuáles son? :

• Equipos completamente apagados: cuando apagamos el ordenador tenemos que hacerlo no sólo en la torre, sino también en la pantalla del equipo. Las pantallas que se quedan con una lucecita, significa que están en “stand by”  y por lo tanto estarán consumiendo energía durante todo el tiempo que no estemos en el trabajo.
Coloca regletas con interruptor: estos sencillos aparatos, se convierten en grandes aliados para conseguir ser eficientes y ahorrar energía. Varios ordenadores pueden estar enchufados y aunque no se hayan apagado sus pantallas, con un sólo “click” podremos apagar todos aquellos equipos, impresoras y demás aparatos que se hayan quedado en stand by.
Cambiar las luces: es un simple gesto, pero tan sólo con cambiar las bombillas incandescentes o halógenas que tengamos en el puesto de trabajo por otras led, comenzaremos a amortizar en nuestra factura lo que hayamos invertido por la compra de nuevas bombillas.
Mantener las luces apagadas en los espacios que no están ocupados: parece algo muy evidente, pero seguro que en muchas ocasiones nos hemos dejado encendido algún dispositivo en desuso. El kWh más limpio y que más se ahorra es aquel que no se consume.
Distribución de los puestos de trabajo: si tenemos luz natural debemos de aprovecharla para poder sacarle el máximo partido. En este sentido, es importante orientar las mesas de trabajo donde haya más luz natural para prescindir de encender el interruptor.
Nombrar a alguien responsable energético: aunque todo el mundo de la oficina debería de tomar conciencia y participar de manera activa en la puesta en marcha de esta medidas, es importante que exista una persona que no sólo se asegure que todos los equipos, luces y aparatos están apagados, sino también que recuerde estos sencillos consejos para conseguir ahorrar energía y ser más eficientes.

X