Cáritas y su hoja de ruta hacia la sostenibilidad energética

Home / Cáritas y su hoja de ruta hacia la sostenibilidad energética
19467864_10155336758289566_4383328053219088917_o

Cáritas y su hoja de ruta hacia la sostenibilidad energética

Desde el pasado 26 de junio, y durante 10 días, se está  celebrando, en la localidad madrileña de El Escorial, la XXV Escuela de Verano de Cáritas, un evento en el que se congregan más de 500 participantes procedentes de las Cáritas Diocesanas de todo el país. Con motivo de estos actos formativos y, en el contexto del trabajo que estamos llevando a cabo en los últimos meses en la sede de los Servicios Generales de la entidad, el pasado 28 de junio, impartimos un taller sobre ahorro y eficiencia energética.

19467864_10155336758289566_4383328053219088917_o

Antes de comenzar el taller, Yayo Herrero (Directora de FUHEM) tomó la palabra para presentar e introducir la jornada vespertina, lanzando la pregunta “¿Qué es lo que sostiene la vida humana?”

En un planeta globalizado, hiperconectado y donde el derroche de recursos es alarmante, “no estamos en una situación de construir vidas justas”. El extractivismo de minerales, el acaparamiento de tierras, el conflicto por los derechos del agua, los recursos energéticos o los alimentos se han convertido en el origen de la mayoría de las guerras, tanto formales e informales, que padecemos o, mejor dicho, que padecen, las personas que habitan los países de la periferia. Millones de personas desposeídas de todo, hasta de la vida, para enriquecer a un cada vez más reducido número de personas y otorgarles, así mismo, a quiénes se encuentran en los países del Norte la falsa ilusión de “bienestar”.

Como se recoge en la carta encíclica “Laudato SI”, publicada por el Papa Francisco, el verano del 2015, existe una íntima relación entre las personas pobres y la fragilidad del planeta en un mundo convencido de que todo está conectado. Yayo también ahonda en esta relación poniendo el foco en el hecho de que somos seres radicalmente ecodependientes e interdependientes. Los cuidados, el apoyo mutuo y la solidaridad, entre nuestra especie pero también con el resto de seres que cohabitamos este planeta agotado, deben ser los ejes transversales que sustenten un nuevo modelo de ecología integral. Urge replantear la forma en la que nos relacionamos con nuestro entorno si queremos tener una oportunidad para proteger nuestra casa común.

“Aprender a vivir bien con menos atendiendo a los principios de suficiencia, de justicia, de solidaridad y de sentido común”. (Yayo Herrero)

El Papa Francisco invitaba a un nuevo diálogo sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta en el que estemos unidas todas las personas porque el desafío ambiental que vivimos, y sus raíces humanas, nos interesan y nos impactan a todas.

Cáritas Española lleva 70 años de lucha contra la pobreza y la exclusión promoviendo una economía que pone a las personas en el centro, al servicio de los derechos humanos y que prioriza el cuidado del planeta. Su misión es promover el desarrollo integral de las personas y los pueblos, especialmente de los más pobres y excluidos. Cáritas a lo largo de décadas de trabajo al lado de los más desfavorecidos del planeta ha sido y es testigo de excepción de la relación directa existente entre el deterioro medioambiental y la pobreza. Por ello, junto a ecooo, ha decidido impulsar una hoja de ruta hacia la sostenibilidad conectando la justicia social con la justicia ambiental.

Y aunque el camino hacia la sostenibilidad es a menudo largo y complejo, este hecho no puede ser un impedimento para comenzar a caminar, marcar objetivos abarcables y mejorar día a día, mes a mes, año a año. En Cáritas ya se han puesto en marcha, conformando un grupo de trabajo transversal dentro de los Servicios Generales desde donde se han implementado acciones encaminadas a la reducción del volumen de residuos, al fomento del consumo local con el fin de tejer barrio y apostando por los productos de comercio justo, ecológicos y de y km 0.

19467977_10155336766294566_2747961702512729095_oNo obstante, para avanzar significativamente hacia la sostenibilidad debemos aportar el enfoque energético. Cuánta energía consumimos; cómo lo hacemos y en qué manera afecta nuestro consumo a la degradación ambiental o a derechos básicos de comunidades y pueblos. Este enfoque debe ser compartido por todo el personal de la sede por lo que resulta imprescindible implicar a todas las personas en el proceso, venciendo resistencias a través de formaciones y talleres.

Para comenzar a caminar se debe conocer el punto de partida y, para ello, desde ecooo, hemos realizado, en primer lugar, una monitorización del consumo de energía que se engloba dentro de la auditoría energética. Esto nos permite analizar la evolución horaria, diaria y mensual del consumo energético para entender cómo influyen las rutinas de la organización, proponer cambios en esas rutinas y observar de forma inmediata la evolución del consumo en función de los cambios efectuados. Así mismo, permite analizar los picos de consumo y consumos fantasma (standby).

Tras la auditoría, en cuya elaboración han participado las personas que trabajan en la sede, a través de un equipo energético y la celebración de talleres y la Semana de la Energía, se proponen las medidas de mejora que se pueden poner en marcha para reducir la energía consumida, las emisiones de CO2 y las facturas asociadas a ese consumo.

En estos, aproximadamente, seis meses de trabajo compartido, se han implementado numerosas medidas entre las que destacan: una oficina sin papel siempre que sea posible o la impresión a doble cara y en blanco y negro, una iluminación con LEDs, la colocación de sensores para la luz, la adecuación de las temperaturas de la calefacción y el aire acondicionado, el empleo de productos de limpieza respetuosos con el medio ambiente y de papel reciclado libre de cloro, etc. Pero, las principales acciones adoptadas son la sensibilización y la información consiguiendo una cultura energética no sólo en el entorno laboral si no también en el ámbito privado.

Y, volviendo al taller del pasado 28 de junio, unas 40 personas estuvimos debatiendo sobre qué es la energía, sus impactos positivos y negativos y qué podemos hacer para reducir el consumo que hacemos de este recurso. Un taller donde destacó la participación, la unión, la buena energía, la motivación y las ganas de aprender.

page

Desde ecooo sabemos que el nuevo paradigma económico y social pasa inexorablemente por trabajar en red donde las relaciones entre las organizaciones están basadas en la cooperación y colaboración. Por ello, es necesario tejer redes de colaboración con organizaciones que trabajan por alumbrar una sociedad justa, equitativa y sostenible.

Más información sobre ahorro y eficiencia energética

X